Javier Romañach, descanse en paz. Gracias por todoEl pasado 13 de noviembre nos dejó el gran Javier Romañach. Aunque él se ha ido para siempre nos ha dejado su enorme sabiduría, generosidad, creatividad, amor y compromiso en numerosos vídeos, libros, escritos, jornadas…

Javier Romañach y Manuel Lobato, crearon el Foro de Vida Independiente en 2001, toda una revolución en el campo de la diversidad funcional. Era algo nuevo por aquel entonces, de lo que nos hemos aprovechado muchas personas con diversidad funcional.

También fue uno de los precursores del término “diversidad funcional”. Habla de ello en libros como “El modelo de la diversidad” o “Bioética al otro lado del espejo”, además de en muchos artículos y conferencias.

Breve resumen del currículum de Javier Romañach

Era Licenciado en Informática y sufría una tetraplejia desde 1991 causada por un accidente de tráfico. Este hecho no hizo que Javier se quedase sentado de brazos cruzados en su casa.

Javier Romañach comenzó sus estudios de Informática en 1987 en la Universidad Politécnica de Madrid. Allí adquirió experiencia en software de ingeniería informática y en el ámbito de la comunicación. Se especializó en la interfaz hombre-máquina. Trabajó para CERN en Suiza, Grupo de Mecánica de Vuelo y Telefónica I + D. Además, participó en diversos proyectos en toda Europa.

Después del accidente de tráfico decidió reorientar su carrera hacia el estudio de la Tecnología y Discapacidad. Se convirtió en un experto en accesibilidad de la Sociedad de la Información. Fue consultor en tecnología, accesibilidad y diseño para todos en EID Ibérica. Participó en varios proyectos nacionales y europeos relacionados con la tecnología y la diversidad funcional. Apareció en más de 50 presentaciones entre España, Europa y EEUU. Además, fue profesor de la Filosofía de Vida Independiente en módulos de formación reglada en las universidades de Vigo, Salamanca, Menéndez Pelayo y Carlos III.

Lucha de Javier Romañach

Javier Romañach, además de ingeniero, era un poco poeta. Nunca se conformó con tener buenas ideas, las puso en práctica. De hecho, gracias a él, entre otras personas, se crearon las oficinas de vida independiente de Madrid y Barcelona, a las que siguieron, y seguirán, muchos más proyectos inspirados en su trabajo. Yo personalmente pertenezco a la OVI de Madrid desde el 2007 y recuerdo en la primera charla que nos dieron a Javier Romañach, entre otros. Era una de esas personas que sabía transmitir sus ideas con facilidad.

Al colaborar con varias ONG se dio cuenta de la falta de una ideología común y consecuente con la realidad de las personas que se encuentran en su situación. Javier Romañach pensaba que la normalización de la situación de este colectivo era una cuestión de derechos humanos. Su principal objetivo era lograr la igualdad de oportunidades y la no discriminación. Opinaba que “no somos normales y no queremos que nadie nos normalice”.

Su principal lucha era conseguir que las personas con diversidad funcional dejaran de ser ciudadanas y ciudadanos de segunda. Luchaba porque tuvieran los mismos derechos que el resto de la sociedad. Opinaba que “para los medios somos gente enferma que hay que curar”. “En realidad sólo somos diferentes y estamos siendo discriminados por nuestra diferencia”. Además creía que gran parte de la culpa de haber llegado a esta situación era del propio colectivo. Pensaba, y creo que con, razón, que las personas con diversidad funcional no hemos sabido asumir y enfrentarnos a nuestra situación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.