Cómo era el trato a las personas con diversidad funcional en la PrehistoriaSaber cómo ha sido el trato a las personas con diversidad funcional a lo largo de la Historia nos parece algo muy interesante. Comenzamos una nueva serie de varios post donde hemos divido el tema por épocas históricas. Hoy comenzamos por el trato a las personas con diversidad funcional en la Prehistoria.

Hasta ahora se creía que en todas las épocas de la antigüedad las personas con diversidad funcional eran repudiadas. Hoy en día se está demostrando que los grupos humanos han reaccionado de formas distintas con respecto a este colectivo. Estas han ido desde su eliminación hasta la máxima veneración. No obstante, se pueden ver algunos patrones generales a lo largo de la historia.

El trato a las personas con diversidad funcional en la Prehistoria.

Comenzando por la prehistoria, se han hallado restos arqueológicos que demuestran tratos humanitarios hacia personas con problemas físicos. En el yacimiento de Atapuerca, por ejemplo, se encontró una pelvis (bautizada como “Elvis”) que pertenecía a un hombre de más de 45 años. Un anciano para aquella época.

Los análisis muestran que este hombre padecía diversas enfermedades degenerativas que le debieron haber producido mucho dolor, además de forzarle a llevar una postura encorvada. Según parece, sufría una diversidad funcional motriz, por lo que tuvo que usar un bastón para desplazarse. Estamos hablando de una antigüedad cercana a los 530.000 años.

El único modo de que una persona con estos problemas físicos hubiera podido sobrevivir en este periodo de la historia tan duro para cualquier ser humano habría sido con la ayuda de otras gentes de su comunidad.

Ya en el Paleolítico se pueden ver actos favorables hacia las personas con diversidad funcional. Se pueden apreciar desde cuidados hasta una integración propicia en la comunidad. Esto demuestra que todas las personas cumplían funciones sociales, sin importar su condición.

Se han recuperado en Irak restos óseos de un hombre de Neandertal, con problemas físicos, que vivió hace 45 000 años. Cuando murió tenía unos 50 años. Tenía un brazo amputado y sufría pérdida de visión en un ojo, además de otras heridas en todo el cuerpo. Otra vez estamos ante un caso de una persona que no habría podido sobrevivir por sí sólo en su entorno sin ayuda de otros.

En Vietnam se han descubierto restos del neolítico, de unos 4000 años, pertenecientes a una persona con problemas físicos. Cuando este individuo murió tenía unos 45 años. Según unos estudios, cuando éste murió se encontraba paralizado de cintura para abajo debido al síndrome de Klippel-Feil. Los expertos opinan que la única forma de poder sobrevivir llegando a esa edad y en ese estado fue gracias a que recibió ayuda para llevar una vida en comunidad.

Resumiendo

A pesar de los pocos restos encontrados se pueden adivinar evidencias de unas culturas de tolerancia y cooperación. Próximamente volveremos con el trato a las personas con diversidad funcional en las antiguas Grecia y Roma.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.